Para ayudarle a hacer su elección, resumiremos las características de los principales interruptores del mercado El tipo lineal o táctil: Una llave táctil tendrá 2 durezas diferentes a lo largo de su recorrido. Los primeros milímetros serán suaves, mientras que al final del golpe se sentirá una sensación de dureza. Esta característica permite saber mediante el tacto si la tecla ha sido presionada lo suficiente para enviar el comando. Por el contrario, una tecla lineal requerirá la misma fuerza de presión a lo largo de su recorrido sin esta “sensación de activación”. En general, las teclas táctiles son más popular para escribir a máquina Puede ser muy agradable jugar con ellos, pero también puede ser muy agradable en los juegos. El “Click”: Son interruptores táctiles que hacen un sonido de click cuando se activan, como las viejas máquinas de escribir. Estos interruptores son generalmente más populares para escribir que para jugar. La distancia de activación: La profundidad de presión necesaria para activar la llave. Cuanto más corta sea esta distancia, más sensible y reactivo será el teclado a la presión. Una vez más, cada uno tendrá su propia opinión sobre la distancia ideal. Sin embargo, tenga en cuenta que un teclado sensible fomentará los errores de escritura. Fuerza de accionamiento y fuerza de activación: Esto corresponde a la cantidad de presión necesaria para activar la tecla. Cuanto más bajo sea el peso, más suave y sensible será la llave. Los interruptores táctiles tienen 2 sensibilidades diferentes debido a su sensación de activación. Por ejemplo, en el caso del Cherry MX Brown los primeros milímetros requerirán 45g de presión y los últimos milímetros requerirán 55g de presión dando la famosa retroalimentación táctil.